viernes, 1 de diciembre de 2017

Imagen del Cura Brochero, santo argentino.


Esta imagen de este gran Santo argentino conocido como el “Cura Brochero”, está hecha con yeso betalfa, masilla epoxídica y telas encoladas. Si bien es el segundo santo argentino, es el primero que nació y murió en la Argentina. El Papa Francisco lo ha canonizado el 16 de octubre del año 2016.  Manos a la obra y te cuento cómo la hice.




1)    Partimos haciendo la cabeza de este Santo argentino, para eso nos ayudamos con estampas o fotos, para que sea lo más real posible. Buscamos una buena base, en este caso es de madera, a la que traté y barnicé. Utilicé estructuras de plástico a las que fui soldando cuidadosamente, posteriormente las revestí en tela. Cabeza y manos es lo primero que vamos a hacer, así, una vez lista la estructura, las podemos unir a ella con alambres y masillas epoxídicas.



2)    Teniendo en cuenta las medidas corpóreas, en este caso  un varón, voy armando una estructura de alambre grueso para sujetar la cabeza y las manos. Como te digo siempre, hay que sentarse a ver estampas para saber lo que queremos hacer y la posición que le vamos a dar a nuestra imagen. En este caso, lo haré con una mano sosteniendo un Rosario. Mientras se va secando el soporte, puedo aprovechar para hacerlo. De esta manera ya lo tenemos listo a la hora de adherirlo.




3)    Hacemos una presentación con las telas del tipo de vestimenta que le vamos a hacer. Recuerden que siempre trabajamos con algodón puro o lino. En este caso lleva una sotana y un chal que es la vestimenta típica de los curas de campo en la Argentina.






4)    Empezamos a encolar, muy despacio y viendo qué es lo que va primero (mangas, sotana y chal de vicuña) siempre recuerda cubrir con film adherente o plástico las partes ya pintadas,  igualmente algún retoque final tendrás que dar. Siempre es bueno prevenir, antes que curar.


 



5)    Pintamos con goma laca y pigmentos naturales y decoramos con los accesorios que hayamos planificado. A disfrutar de las enseñanzas de este santo de la Iglesia, que supo encontrar a Dios sirviendo a sus hermanos, tal es así que muere leproso por atender a los más necesitados.

El paso a paso:






Imagen de Santa Catalina de Siena.


Esta imagen de Santa Catalina de Siena, la he realizado para una comunidad de Hermanas Dominicas de Argentina. Está hecha con la técnica de telas encoladas y masillas epoxídicas . Es la misma técnica que se ha utilizado para hacer la imagen de la Beata Madre Teresa de Calcuta, Santa Teresita, Padre Damián, etc., con lo que les doy la pauta de las múltiples imágenes artesanales, e irrepetibles que se pueden hacer. ¿Cómo se hace? te lo cuento ahora por si no leíste el anterior:







1)           Vamos preparando la cabeza y las manos, mientras armamos un soporte (que puede ser de alambre, madera, plástico, cartón, telgopor, etc.) en este caso es una estructura de plástico, recubierta en telas. Se fija dicho soporte a una base de madera. Se le van marcando las partes del cuerpo. TENER EN CUENTA LAS PROPORCIONES!!!!!. Para eso te recomiendo que veas el artículo de QUI DOCET, DISCIT (septiembre de 2011) que habla sobre las proporciones corpóreas más comunes. Si hiciera falta, se van añadiendo pequeñas almohadillas con algodón para darle volumen a las partes del cuerpo. Como es una mujer, le damos un poco más las caderas y marcaremos la zona de los pechos. Se pinta la cara y las manos. Se añade la cabeza que se fija con masilla epoxídica. Esta estructura  está fija a una base de madera barnizada.




2)           Se sigue con la cabeza y las manos, las vamos a añadir a la estructura ya formada. Vamos pensando cómo va a ir ubicada la ropa (para esto es preciso ver estampas para que sea más real) y las actitudes de la imagen (esto lleva bastante tiempo) es cuestión de buscarlas. Se va pensando en todos los detalles que se le quieren hacer (ubicación de las manos, de los pies, cofia, velo, etc.). En este caso la imagen va a llevar una vara con azucenas en su mano derecha y sosteniendo una parte del rosario en su mano izquierda y una corona de espinas en su cabeza (que la hacemos con masilla epoxídica, lo mismo que las azucenas).










3)           Se diagrama la vestimenta de Santa Catalina de Siena en tela de algodón o lino (NO SINTÉTICO) y se le pasa una mezcla de cola de carpintero, tiza, enduído y colorantes. Por lo menos 2 manos. Dejar secar muy bien entre tela y tela, lo mismo cuando se pinta, DEJAR SECAR MUY BIEN ENTRE MANO Y MANO. Lo adherimos todo muy bien al cuerpo y lo dejamos secar. Nos vamos a ayudar haciendo algún “andamio” con palitos, hilos, alfileres, etc. Para que fragüe todo en el lugar correcto. La secuencia es: mangas, túnica, escapulario, capa, toca, cofia y velo, EN ESE ORDEN. Mucho cuidado al pintar, ya que estamos trabajando con negro, y blanco. Siempre recomiendo empezar por el más claro, aunque en este caso, conviene ir pintando a medida que superponemos otras partes.









4)           Sacar el papel adherente de la base y seguir decorando con otros detalles (aureola, rosario,  etc.). Retocar con pigmentos al tono las marquitas que hubiéramos dejado y todo el perfilado es retocado para crear sombras.

RECOMENDACIÓN: procuren no agregarles demasiadas cosas a las imágenes, traten de hacerlas lo más fiel que puedan, por eso recurran a algún buscador para ver estampas o fotos si las hubiera como es este caso.


El paso a paso: