lunes, 1 de febrero de 2016

Un cuerpo para dos santas.

Santa Margarita María de Alacoque y Santa Teresita del Niño Jesús.


En esta entrada, “un cuerpo para dos santas”, vamos a trabajar en serie. Las he realizado con la técnica de telas encoladas y masillas epoxídicas. Están hechas con la misma técnica que se han utilizado para hacer las imágenes de la Dulce Espera, Santa Bernardita, Madre Teresa, Santa Clara de Asís, Padre Damián o San Juan Pablo II, entre otros. Como les digo siempre, trabajar en serie, es una buena forma de trabajar más rápido y ahorrar materiales. ¿Cómo se hacen? te lo cuento ahora por si no leíste algunos de los trabajos anteriores. En cuatro pasos básicos las realizaremos. Atención: tómate tu tiempo para cada una de ellas. Nunca apures las cosas, esto es como la buena fruta, precisa un tiempo para madurar y así será espléndida.






1)    Se comienza con las cabezas, los pies y las manos. Ideando la ropa (para esto es preciso ver estampas u otras estatuas para que nos quede muy bien) y las actitudes de la imagen que le queramos dar (esto lleva bastante tiempo). Si bien vamos a partir de un mismo soporte, las actitudes de estas dos imágenes, son muy distintas. Se va pensando en todos los detalles que se le quieren hacer (ubicación de las manos, de los pies, capucha, cinturón, etc.). Atención, porque son de congregaciones distintas, por lo tanto el hábito es diametralmente distinto.


2)    Se parte de un soporte (que puede ser de alambre, madera, plástico, cartón, telgopor, etc. Al que se le van marcando las partes del cuerpo. TENER EN CUENTA LAS PROPORCIONES. En un QUI DOCET, DISCIT (1º de septiembre de 2011), te conté sobre las proporciones corpóreas más comunes que debes tener en cuenta a la hora de hacer una imagen. Se van añadiendo pequeñas almohadillas con algodón para darle volumen a las partes del cuerpo. Como son mujeres, le damos un poco menos a la caja torácica y a la espalda y más para las caderas. Se pinta la cara y las manos. Se añade la cabeza y se la fija con masilla epoxídica. Se pinta la base, en este caso es una madera natural pulida y barnizada y se la protege con papel film para que no se manche.








3)    Se cortan las vestimentas de las santas, en tela de algodón o lino (NO SINTÉTICO). A todas estas partes se les pasan una mezcla de cola de carpintero, tiza, enduído y colorantes. Por lo menos 2 manos y de ambos lados. Dejar secar muy bien entre tela y tela, lo mismo cuando se pinta, DEJAR SECAR MUY BIEN ENTRE MANO Y MANO. Aprovechamos para ir haciendo el rosario y el Sagrado Corazón para Santa Margarita e ir preparando el crucifijo con las rosas para Santa Teresita.





4)    Sacar el papel adherente de la base, cara y manos. Seguir decorando con otros detalles (cinturón, rosario y aureola). Retocar con pigmentos al tono las marquitas que hubiéramos dejado y retocar con los colores apropiados para crear sombras. Trabajos terminados y listos para exponer. Pero lo bueno de esto, es que hicimos dos, casi al mismo tiempo. NO TE APURES AL REALIZARLAS, no se hacen ni en dos horas, ni en 15 días, las mismas imágenes te indicarán el tiempo que precisan de realización.

EL PASO A PASO:







3 comentarios:

Alberto Guimarães dijo...

Paz y Bién!
Cual es el calzado correcto para una imagen de Santa Teresa del Niño Jesus: Sandalias, zapatos negros o las tradicionales y españolissimas alparcatas carmelitanas? O descalza, mismo?
Jesus, Maria y Francisco vos bendigan!
Hnº. Alberto Guimaraes OFS
Braga - Portugal

Daniel Atapuerca dijo...

Hola Alberto, Paz y Bien. El calzado carmelitano por excelencia son las alpargatas. Dios te bendiga.

Daniel Atapuerca dijo...

Hola Alberto, Paz y Bien. El calzado carmelitano por excelencia son las alpargatas. Dios te bendiga.