lunes, 5 de marzo de 2018

La iglesia de San Agustín de Paris y el Beato Charles de Foucald.




 

Una de las vidas que siempre me ha impactado desde joven, fue la del Beato Charles de Foucauld. 

Ese cambio radical de vida, su conversión, su obra apostólica en África, sus escritos y el gran legado que ha dejado entre los integrantes de las diferentes comunidades que viven hoy su carisma. 


Recorriendo las iglesias de Paris, encontré sin querer o más bien guiado por la mano de Dios, esta hermosa iglesia y al entrar, la sorpresa de verme en el corazón del encuentro del Beato Charles con Dios y el lugar en donde había celebrado varias misas.

Esta iglesia de San Agustín fue construida entre el año 1860 y 1871 por Balthard, es una mezcla de estilos característicos de la época.

Como les dije antes, es en esta iglesia que el Beato Carlos de Foucauld se convierte y se entrega a Dios, en una placa puesta en la iglesia se recuerda ese encuentro decisivo con el Señor:


AQUÍ
Charles de FOUCAULD se convirtió en un confeso del Padre Huvelin en octubre de 1886. Se hizo sacerdote el 9 de junio de 1901, celebró la Misa varias veces en esta iglesia.

Se había encontrado con el padre Huvelin, vicario de la parroquia, varias veces en casa de su tía, y tuvo muchas discusiones con él. 

Ese día, Charles entró a la iglesia para discutir nuevamente. 

El abad se negó y lo invitó a confesar, y luego le dio la comunión. 

Este fue el momento decisivo de la conversión. 

El confesionario todavía está allí, muy bien conservado y adornado con una foto del padre Huvelin





Pero la capilla vecina se transformó con motivo de la beatificación en un simple espacio de museo. Este espacio con discreta carpintería guarda y exhibe cartas y objetos personales del beato que fueron donados por la familia de Charles de Foucauld, y está abierto a todas las personas que lo quieran visitar.

En el centro de la sala, hay una vitrina que contiene el modelo del fuerte donde fue asesinado Charles de Foucauld.

Un hermoso busto de terracota da la bienvenida al visitante. Las principales etapas de la vida de Charles de Foucauld se presentan con textos breves y fotos de gran tamaño.



Una pantalla ofrece un panorama de la vida del beato, con una mirada particular en sus estancias en París.

En otra de las vitrinas se pueden ver varios recuerdos del Beato Charles: una de sus primeras biografías, correspondencias con su familia, una reproducción de sus cuadernos de dibujos durante la exploración de Marruecos en 1885, tres pañuelos hechos por él.

El conjunto es simple y claro, en un ambiente tranquilo y con una iluminación cálida. Sentimos la presencia del Hermano Carlos de Jesús. 

Muchos religiosos, religiosas y laicos se reúnen para participar juntos de la Santa Misa o bien para el rezo de Santo Rosario . 

Los invito a todos a leer algo sobre su vida, nada tiene desperdicios y mucho menos se van a aburrir. Otra gran alma que ha dado Francia y la Iglesia Católica para el bien de la humanidad.











No hay comentarios: